El alcalde intenta romper el consenso social y político existente sobre el valle de Olaberria

Ekologistak martxan.- Durante varios años en el seno del Consejo Asesor de Planeamiento se estuvo trabajando entre otras cosas  el futuro del valle de Olaberría y de forma unánime entre agrupaciones sociales y políticas se llegó a un acuerdo por el cual este sería protegido en su integridad y los únicos usos que se permitirían serían los relacionados con la actividad rural y la defensa del medio natural. Se acordó además mantener la autopista como límite sur a la urbanización de la ciudad.

Hoy vemos como el Alcalde, de forma unilateral y echando por tierra el consenso general  al que se llegó en su día, decide plantear el valle de Olaberría  como alternativa al traslado de las instalaciones deportivas de Plaiaundi. Contrariamente a lo que afirma el Alcalde dicha ubicación está incluida en el ámbito del Plan Especial de Protección del Valle. Además, en su momento esa ubicación se descartó directamente por su enorme impacto ambiental y por encontrarse al sur de la autopista.

Consideramos que la última ocurrencia del Alcalde es muy grave ya que intenta romper un consenso que costó mucho conseguir y supone además un desprecio al trabajo llevado a cabo en su día por conseguirlo. Se demuestra una vez más la falta de compromiso del equipo de Gobierno con la protección del medio natural y rural.  Existen otras alternativas al traslado de las instalaciones de Plaiaundi, por lo que les animamos a seguir trabajando en ello pues tal y como se acordó el valle de Olaberría no se toca, señor Alcalde.