Hiru contra los peajes a camiones en las carreteras de Gipuzkoa

Inprimatzeko egokitutako bertsioaEnviar por correo

Con la excusa de que lo hace en la búsqueda de acuerdos con otras fuerzas políticas para financiar las carreteras, cierra el círculo que, en la pasada legislatura inició Markel Olano y su gobierno. ¡Que paguen SOLO los transportistas!

Mientras estuvieron en la oposición, durante la campaña electoral y al tomar posesión de sus cargos, las fuerzas políticas que sustentan el gobierno de la Diputación, mostraron su desacuerdo con el sistema de peajes propuesto, y nos prometieron, entre otras cosas, romper con modelos económicos y sociales anteriores.

Ahora, para que los bancos vuelvan a batir records de beneficios, se han de pagar las enormes deudas que sus predecesores generaron en su loca carrera de construir lo que fuera. Con esa excusa, utilizada por TODOS LOS POLÍTICOS, han decidido que “donde dije Digo, digo Diego” y, utilizando las recomendaciones europeas aunque votaron contra su constitución, pretenden que seamos los transportistas los que soportemos, en exclusividad, la mala gestión y el despilfarro que los modelos con los que iban a romper, han generado.

Intentan engañar a la sociedad diciendo que los camiones pasan gratis por nuestras carreteras, ocultando que un porcentaje elevadísimo de camiones de fuera repostan en nuestro territorio decenas de millones de litros de gasóleo al mes, litros que pagan con impuestos incluidos (alrededor del 42% del precio de venta), muchos de los cuales gestiona o puede gestionar la Diputación. Según el CORES,(Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos. Corporación tutelada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Organismo responsable de la gestión de estas reservas y del control de las existencias mínimas de hidrocarburos) hasta agosto de este año 2013 se han vendido en Gipuzkoa 476.483.291 litros de Gasóleo A, una regla de tres nos indica que se superarán los 700.000.000 a fin de año y utilizando para el cálculo el precio medio hasta octubre (1,346 euros/litro), podemos estimar una recaudación de impuestos en 2013 superior a los 390.000.000 euros. (TRESCIENTOS NOVENTA MILLONES DE EUROS)

Pero a pesar de todo esto, y según se desprende del informe “Sistema Arkupe: Financiación de las Vías de Alta Capacidad de Gipuzkoa” a los transportistas guipuzcoanos nos va a tocar pagar al año 6 millones de euros ya que, aunque no seamos muchos pasamos muchas veces, alcanzando el 24% de la totalidad del tráfico.

Los transportistas, que denominan, “HEH + ESTADO” son el 48% y les corresponderá pagar 13 millones de euros. Por cierto, ¿cuántos de estos residen en Araba, Bizkaia y Nafarroa?, ¿conocen el dato, se lo han pedido a la empresa que ha realizado el estudio o les da igual?, esta información es importante, ya que sucede lo mismo que con los guipuzcoanos, unos pocos pasan muy a menudo. Y en otro orden de cosas, cuándo estas fuerzas políticas hablan de “visión de País”, ¿a que se refieren?, ¿en este caso, lo del país importa pero menos, o ...?.

Del resto, “EUROPA”, 28% de usuarios, 7 millones de euros, ¿hay alguno de Lapurdi, de Zuberoa, ...?, ¿cuántos?

Con estos números no resulta arriesgado afirmar que, aproximadamente, el 50% de los ingresos que la Diputación de Gipuzkoa espera recaudar con los peajes, correrán a cuenta de transportistas que residen y pagan sus impuestos en Euskal Herria. El Gobierno de la Diputación y los grupos políticos que lo sustentan han aceptado que los transportistas asumamos el “daño colateral” del problema infraestructuras. Nosotros, los transportistas del sindicato Hiru, no estamos de acuerdo, no nos vamos a comer la deuda, utilizaremos todas nuestras energías para, poco a poco, ir acumulando las fuerzas de todos los que este país tenemos que ver en este sector, y dar así la respuesta que se merece este agravio.

Etiquetas: 

Angulaberria.info no se hace responsable de las opiniones que no estén firmadas por el colectivo editorial de la propia angulaberria. Nuestro deseo es fomentar todo tipo de debate enriquecedor.