Ni en Irun ni en ningun sitio ¡¡No al TAV!!

Versión para impresiónEnviar por correo

fotoGRUPO CONTRA EL TAV DE IRUN.- Hoy, se ha celebrado la quinta Jornada de Comunicación sobre el Ferrocarril en Irun, donde el Grupo contra el TAV de Irun ha realizada una concentración en Ficoba. Nos hemos juntado unas 15 personas y le hemos dicho alto y claro que no al TAV. A poco tiempo de terminar la concentración, mientras que estaba hablando en la jornada el gerente del Área de Infraestructuras Norte de Adif, han entredo en la sala sei personas cortando la conferencia. Han entrado con una pancarta que decía “Ez Irunen ez inon, AHTrik EZ!” y han denunciado la falta de participación del pueblo repartiendo panfletos a los que estaban allí. De ahí a poco, ha aparecido la Ertzaintza y les han sacado afuera teniendo que identificarse.

En la jornada, se han juntado los presuntos “amigos del ferrocarril” junto con el alcalde de Irun para rendir alabanzas a la alta velocidad. Como se sabe el Ayuntamiento quiere implantar el tercer hilo en Irun y las personas que suscribimos esto nos mostramos críticas con esta decisión. Hoy en día el tranvía es el medio de transporte más utilizado por la ciudadanía para distancias cortas  y la implantación del tercer hilo perjudicaría notablemente el tren convencional. 

El Tren de Alta Velocidad es un proyecto ecológicamente devastador y económicamente ruinoso. Gran despilfarrador de energía, destructor del entorno y ruidoso, el TAV acrecienta la centralización del territorio en las grandes urbes en detrimento de los pueblos pequeños y ciudades medianas, fomenta la hipermovilidad y es elitista: la mayor parte de la ciudadanía lo utiliza muy poco o nunca y sólo una minoría se sirve de él con cierta frecuencia. Encima,  las grandes obras como el TAV suponen un enorme derroche de recursos públicos  y son uno de los motivos de los fuertes recortes sociales que padecemos. A esto, le sumamos la falta de caminos que hay en Bidasoa para poder ir de un pueblo a otro andando o en bicicleta.

foto

Junto con la llegada del TAV a Irun el Ayntamiento a través del Nuevo Espacio Ferroviario el Ayuntamiento prevé liberalizar las vías pero ello no quiere decir que la población de Irun vayamos a recuperar dicho espacio. Este quedará en manos de la especulación y las multinacionales: oficinas, locales comerciales, garajes y un gran centro comercial contribuirán a aumentar la mercantilización de nuestra vida y a fomentar el consumismo.  Nada de esto ayuda a la sostenibilidad ni a la mejora de las condiciones de vida de las y los irundarras.  

Por todo ello somos muchas las personas en Irun y en Euskal Herria que estamos en contra de la imposición del TAV al considerar que esta infraestructura favorece los intereses de empresas constructoras y políticos. No hay bienestar sin naturaleza y biodiversidad. Reivindicamos un modelo social que respete la naturaleza y el bien común  y por ello exigimos al Ayuntamiento de Irun que abandone definitivamente el proyecto del TAV
.