Concentración contra la tortura en Donostia, el 13 de febrero