Manifestación contra la Pasante de Metro el sábado en Donostia

Dónde: 
Plaza Easo de Donostia
Fecha: 
Sábado, Abril 1, 2017 - 12:00

El movimiento vecinal Satorralaia convoca el próximo sábado 1 de abril una manifestación contra el proyecto de la pasante de Metro en Donostia, partiendo a las 12h desde la Plaza Easo. Con el lema “METROAREN PASANTEARI EZ! ¡NO A LA PASANTE DE METRO!” hacemos un llamamiento a la movilización popular para oponerse a este proyecto que suscita un amplio desacuerdo en la ciudad. Queremos además dirigir nuestra llamada de hoy a la parte de la ciudadanía que no se cree que puedan llevar adelante un proyecto tan absurdo. ¡Que nadie se lleve a engaño! Desde su comienzo, el proceso ha transcurrido con gran opacidad y el Gobierno Vasco destina en los Presupuestos de este año una partida de 4’7 millones de euros para comenzar las obras y compromete ya otros 177 millones para los próximos cuatro años.  Por ello, vamos a salir a la calle para exigir a las instituciones implicadas la paralización inmediata del proyecto y la apertura de un debate público que culmine con un proceso participativo de decisión sobre el sistema de transporte público más adecuado y eficiente para Donostia.

¡No será verdad! es la exclamación que más hemos oído desde que empezamos en verano de 2015 nuestras actividades de información y protesta contra el proyecto de construir un metro por el centro de Donostia. Un proyecto ya intentado y abandonado antes, en el 2013, cuando el Gobierno Vasco lo calificó de “obra faraónica”.

¡No será verdad! exclamamos 8.916 donostiarras que en 2016 firmamos una petición para solicitar la paralización de la pasante de metro y la realización de una consulta popular. La Diputación denegó expresamente la petición, el Ayuntamiento se escabulló, y el Gobierno Vasco ni siquiera se dignó a contestar a estas miles de personas.

¡No será verdad! Pretenden gastar como mínimo 200 millones para 4’2 km de obra –es decir 50.000 euros ¡por cada metro!– sin que exista un estudio riguroso de usuarios/as para la implantación de un metro en Donostia. Para vender el proyecto, los Estudios de Viabilidad y de Demanda encargados por el Gobierno Vasco construyen una demanda “inducida” que se basa en falsas previsiones de crecimiento demográfico de 100.000 habitantes en Donostialdea en los próximos años. ¿Acaso no es sospechoso que primero hablaran de 33 millones de usuarios/as para el llamado Metro de Donostialdea,  bajando luego a 24 y, ahora, a menos de 19 millones de viajeros/as…?

¡No será verdad! La gente no quiere creer que el Gobierno Vasco esté promoviendo un metro que supondría importantes supresiones y bajadas de frecuencias en los servicios de Dbus. El proyecto plantea suprimir varias líneas de autobús (caso de la 05 Bentaberri y otras) además de reducir las frecuencias de varias más (28/Amara-Hospitales, 13/Altza…). Lurraldebus resulta igualmente afectada. De manera que la bajada en los servicios de autobús perjudicaría a numerosos barrios y trayectos intermedios que el metro no puede cubrir, produciendo una pérdida de accesibilidad en el transporte público que afectaría principalmente a las personas mayores y con movilidad reducida. De llevarse a cabo, la pasante de metro perjudicaría en primer lugar a otros medios de transporte público, mientras que tan solo captaría el 1’5% de los desplazamientos en automóvil que se producen en Donostia.

 ¡No será verdad! Quieren construir un metro que ocasionaría graves afecciones en los barrios de Amara, el Centro y el Antiguo, y que también afectaría a la costa, ya que el insensato trazado de la pasante discurre bajo la playa de la Concha a lo largo de unos 300 metros y a una profundidad de 35 metros. El Gobierno Vasco pidió el permiso de Costas en septiembre, hasta ahora sin éxito. Tampoco se habla de los riesgos que la ejecución de esta enorme obra subterránea conllevaría para las edificios cimentados sobre los suelos fluvio-mareales de la ciudad (suceden muchos accidentes en obras similares); ni de las graves alteraciones que se provocarían durante las obras en el espacio urbano, donde se prevé por ejemplo levantar las calles Easo y San Martin.

¡No será verdad! Con estas enormes y costosas obras también quieren eliminar la estación central de EuskoTren en la Plaza Easo, para impulsar un nuevo diseño centralizador que generaría mayores movimientos de transporte al “corazón turístico y comercial” del Centro-La Concha. La pasante de metro es parte del modelo de ciudad que quieren promover a toda costa: más para el turismo, más para el consumo. Otras consideraciones como el derecho del vecindario a un uso sensato de los bienes y recursos comunes queda relegado. El beneficio empresarial es lo que cuenta en esta ciudadcada vez más exclusiva y sometida a crecientes problemas de mercantilización y especulación urbana.

Por todo ello, mucha gente consideramos que se trata de un proyecto innecesario e impuesto, porque Donostia dispone ya de una red relativamente buena de transporte público y existenpropuestas de mejora de la movilidad más eficaces y de mucho menor coste económico e impacto social. La solución radica básicamente en coordinar el Topo y las principales líneas urbanas de Dbus, creando pequeños centros de transbordo (Topo-Bus) e integrando el sistema de Lurraldebus y Cercanías de Renfe para mejorar la accesibilidad en transporte público a todos los barrios, universidades y lugares de trabajo de Donostia y alrededores. Y sin pasante.

Ante esta obra faraónica e innecesaria, el movimiento vecinal Satorralaia sigue, y va a seguir organizando la movilización popular. Sábado 1 de abril MANIFESTACIÓN a las 12:00h desde la Plaza Easo. ¡NO A LA PASANTE DE METRO!

Movimiento vecinal Satorralaia por la paralización de la pasante de Metro en Donostia

Etiquetas: